Con cédula

Una vez fui a una fiesta a la que nos invitaron a una amiga y a mí dos tipos que conocimos el fin de semana anterior en otra fiesta a la que fuimos solas: ella conmigo y yo con ella. La fiesta era en una casa y con mi amiga quedamos en encontrarnos cerca, como a las 9:30 pm. Yo vivía lejos, y siempre que teníamos un plan como ese, me quedaba en su casa. Esa noche la llamé un poco antes. Por María Alejandra Acosta Continúa leyendo Con cédula