Serie – Vida nómada

Por Óscar Iván Pérez H.

En febrero pasado salí a recorrer Colombia con la idea de convertirme en un nómada digital, en alguien que viaja y trabaja al mismo tiempo, pero durante los dos primeros meses solo fui un mochilero. Un viajero a secas. En abril las cosas cambiaron: conseguí un empleo que me permite trabajar de manera remota desde el lugar en donde esté y a la hora que quiera. En esta serie cuento qué pasa en mi interior a medida que me adentro más en la experiencia y descubro qué es lo que estoy haciendo. Lo que veo y lo que hago lo comparto en redes sociales.

0. Volver a la vida sencilla (prólogo)

Desde hacía años quería contar la historia de mis días de estudiante de inglés y de cleaner en Australia, pero solo cuando volví a la vida sencilla, a las raíces, a lo fundamental, pude encontrar la disposición mental y espiritual para hacerlo. Convertirme en nómada es un intento por recobrar la satisfacción vital que sentí cuando fui un inmigrante austral sin mayores pertenencias ni responsabilidades.

1. Otros rumbos

Como a muchos, la pandemia me desbarató los planes que tenía para los años siguientes. Viajes, estudio y trabajo se vinieron abajo. Pero el 2020 también me invitó a repensarme y a buscar un estilo de vida con el que me sintiera más satisfecho. En esta entrada cuento las circunstancias que desembocaron en el experimento que estoy realizando este año (y quizás el otro y el otro).

2. Dejar atrás

Cerrar el apartamento en donde viví durante casi seis años me generó una tristeza profunda que no anticipé pero que me permití sentir plenamente. No solo estaba entregando un espacio significativo para mí, sino cerrando una etapa de vida como docente e investigador que había pensado sería para siempre. Dejé el trabajo estable y rutinario de la academia por una vida incierta y cambiante como nómada digital.

3. Nómadas digitales: un estilo de vida para el siglo XXI

Tradicionalmente, viajar y trabajar han sido verbos opuestos. Salvo contadas excepciones, quien viaja disfruta de días libres y quien trabaja renuncia al movimiento. Pero las cosas están cambiando. Los nómadas digitales han logrado fusionar ambas acciones. En esta entrada te cuento quiénes son y cómo me fue en el primer semestre de nomadismo. 

4. Viajar distinto

La vida nómada me ha dado algo que nunca había tenido: tiempo indefinido de viaje. Ahora que me muevo por Colombia sin tiquetes de retorno y sin el afán de unas vacaciones o un puente que se acaba, viajo lento, sin agenda y con ganas de descubrir qué hay en esos territorios que las guías turísticas dejan sin marcar.

Peces es un laboratorio creativo que explora y difunde narrativas digitales en el que puedes publicar tus trabajos. Envíanos tus propuestas al correo electrónico pecesfueradelagua@gmail.comSi te gusta lo que hacemos, comparte nuestras entradas con tus amigos y síguenos en FacebookInstagram y Twitter.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s