Gracias hermoso de mi corazón por tus señales de amor

Hermoso de mi vida y mi corazón,

Cada segundo extraño tus poemas y canciones improvisados, así como nuestros ‘¿me dices algo lindo?’, que nos ha permitido ser creativos, románticos e incluso mantenernos ‘lúcidos’, al decirnos nuevas palabras de amor que no hayamos dicho con anterioridad.

Siempre has sido mejor que yo en nuestro maravilloso juego de palabras creativas y románticas; definitivamente me has superado Alejandro Laserna Botero, has logrado que, a pesar de extrañar profundamente tu presencia física, y de estar pasando por la circunstancia más difícil y dolorosa de mí vida, estés ahí, y te conviertas en ‘el empuje y el apoyo que me ha permitido constatar que el amor es posible y que vale la pena mantener ese sentimiento vigente por el resto de la vida’ y la eternidad. Hoy al igual que siempre, tu alma mágica me envía ‘señales de amor’, haciendo ‘que el amor de tú vida se mantenga feliz’.

Has logrado que sienta tu nueva forma de recitar poemas y canciones, de murmurarme al oído palabras de amor y de hacerme reír con tu famoso ‘idioma moho’, lo has logrado a través del cantar de los pájaros, el bailar de los árboles con el viento, el movimiento alborotado de tus plantas (especialmente Manotas) cuando las riego y las consiento. Hoy siento cómo ‘hueles mi piel a kilómetros’, cuando yo misma la huelo sin parar, pues sigo usando tus lociones y tú mis perfumes; te veo mirarme con tus ojos en forma de arcoíris, cada vez que lloro y la luz del sol iluminan mis ojos; sigo oyendo tus canciones, y sin explicación alguna, cambias de repente precisamente esa que me hace llorar de dolor; oigo tu sonido orgásmico al comer, preciso cuando no me entra la comida y de repente todo comienza a saber delicioso, como la ‘mejor monchis de mi vida’; veo tu sonrisa en cada montaña; me fundo en tus brazos cuando me abrazo y abrazo a los árboles; oigo tu risa todo el tiempo y suspiro de amor, incluso una noche te oí a través de aquellos truenos que tanto te asustan (bueno sí, sólo te asustan las tormentas y los truenos del Pacífico colombiano); y lo mejor es que te veo/siento en todas partes, como nunca antes y esta vez sí, para siempre.

Tus poemas, canciones y el ‘idioma moho’ han sido la forma más maravillosa y creativa de hacerme reír, luego de un día difícil, de una discusión, en medio del desayuno o al despertar. Hoy sé, al igual que lo supe en julio de 2001, cuando físicamente nos conocimos, que estaremos juntos en todas las vidas y universos posibles, pues como bien sabes, nos conocemos desde antes de los tiempos y nos amamos incluso en la eternidad. Los corazones y el alma jamás se separan, se convierten en uno sólo, ‘somos uno solo mi Suspi suspi’ , somos ‘almas gemelas, tenemos en común nuestro material genético’, me has dicho desde siempre y para siempre.

Los poemas “Sintergética” y “Ceviche con miel”, son los únicos que tengo guardados en el WhatsApp, quizás porque se borraron o quizás porque me gusta más que me los recites en persona. Incluso ese día, el 7 de mayo de 2018, un día antes de hacer tu hermoso vídeo de “Hemiparesia”, yo te escribí: ‘Eres bueno, hoy no me reí tanto […] quizás me gusta oírte los poemas en persona’. Y aunque hoy agradezca profundamente que esos poemas me los hubieras recitado a través de mensajes, sigo prefiriendo tus recitadas al oído, con las cosquillas de tú voz incluidas, las sopladas al oído, los besos en el cuello y en mi mejilla cerca de la boca, para terminar con ‘tu pico rico’ y ampliarlo con esos besos suaves y apasionados que tanto me gustan.

Quiero contarte algo, que seguro ya sabes, hoy 22 de octubre de 2018, en un momento de mucho dolor, un dolor que por momentos se vuelve insoportable, como las réplicas de un terremoto, un desconocido me dijo a través de la voz de Cami Hernández que “el consuelo es que esta vida no es eterna, el vacío que sientes no será para siempre”. Y es verdad, sobre todo porque para ti y para mí esta vida no es eterna, ni es la única que hay, pues desde que hemos sido los mejores amigos (2001), en medio de tu primera cirugía (22 de agosto de 2009), construimos el mundo mágico de Cerbaleón, ese mundo que hoy nos une, nos conecta y fortalece los lazos de un amor profundo y sin límites. ¿Sabes? Con lo que me escribió Cami, recordé nuestros votos matrimoniales, el tuyo ‘Predestinación’ dice:

Siento que la conozco desde antes de los tiempos, y estoy seguro incluso que, como almas gemelas, tenemos en común nuestro material genético. Es tal el vínculo que tengo con ella, que he llegado incluso a adivinar sus pensamientos y ella los míos. Para mí Carolina representa la magia que sólo tienen las hechiceras de corazón puro, transparente, cálido y espiritual; y la verdad es que yo tengo la certeza de haberme encontrado a la más especial de todas, la única de su especie, la verdadera hechicera.

Ella es maga, sibila, sin duda pitonisa; es seductora, atractiva, fascinante, en una palabra, cautivadora. En las circunstancias difíciles por las que he pasado en esta vida, Carolina ha sido para mí, el empuje y el apoyo que me ha permitido constatar que el amor es posible y que vale la pena mantener ese sentimiento vigente por el resto de la vida […] 

Pero no sólo por esto, sino por mil cosas más, es que he tomado la decisión de amar a Carolina por el resto de lo que me queda de vida […]

No sé si estas palabras puedan llamarse votos matrimoniales, preferiría decir que se trata de una nueva ilusión que germina hoy como la ceiba más grande del bosque, y sobre la cual levantemos nuestro hogar, sueños y deseos.

Y yo llorando te respondí ‘Desde antes de los tiempos‘:

¿Sabías que el concepto de eternidad está relacionado con la inmortalidad? Este hace referencia a una duración infinita y sin límites, así como a una existencia por fuera del tiempo. Entonces tienes razón Alejo, llevamos juntos una eternidad y cómo no si, como bien sabes, nos conocemos desde antes de los tiempos […]

¡Te propongo que sigamos viajándonos la vida y viviendo el amor de manera completa e infinita, porque finalmente el eterno presente, es lo único que existe para nosotros y por tanto es la única vida que hay!

Finalmente, amor de mi vida y de mis sueños, hoy al igual que todos los días quiero agradecerte porque ahora eres ‘una nueva ilusión que germina hoy como la ceiba más grande del bosque, y sobre la cual seguiremos levantando nuestros sueños y deseos. Te agradezco con todas las fuerzas de mi ser que permitas que mi corazón aprenda a sentir tu nueva presencia, tu alma, tu espíritu, y que te manifiestes como siempre en un TODO maravilloso, mi TODO. Gracias entonces churro mío, amor mío, hermoso mío, amor de mi vida, mi corazón hermoso, por hacerme entender y sentir que AMAR/TE es lo único que le da sentido profundo a la existencia.

 

2 comentarios en “Gracias hermoso de mi corazón por tus señales de amor

Los comentarios están cerrados.