Un mar

Texto e ilustración por Don Benjamín

La primera vez que vi el mar tenía 15 años. No recuerdo haber conocido otro mar tan joven. La edad promedio de los mares supera los miles de años. Guardando las proporciones, el mío era un mar recién nacido. Recuerdo que por ese entonces yo tenía 50 años, así que aventajaba al mar en más del triple de su edad. Por supuesto, considerando mi experiencia, decidí enseñarle cosas útiles, para evitar que se aburriera.

Los mares no suelen tener mucha actividad y, excepto cuando se atormentan, suelen ser volúmenes más o menos tranquilos.

Justamente, para esos días en que los mares no tienen nada qué hacer, diseñé un método recreativo que copié de unos manuales de primeros auxilios del Parque de la Caña de Cali. Me los vendió el director, que se llama Avelino. El manual, y el libro correspondiente, y el método traslaticio, se llaman Mar Eos.

Los escribí en lenguaje sencillo, para hacerlo accesible a chicos y grandes, y le añadí en el epílogo una bibliografía de autores de la Escolástica, por si el mar quería algo más profundo.

El mar lo leyó detenidamente y no dijo nada. Se quedó quieto, mirando hacia atrás, mientras un sol rojo se le metía entre los ojos.

Si te gusta lo que hacemos en Peces, comparte nuestros trabajos con tus amigos y síguenos en Facebook, Instagram y Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s