ARREBOL

Por Ángelus

Te dije hace poco que estaba pensando en lo hermoso que me contaste acerca de lo que hablaban con Alejo sobre si algún día alguno de los dos se enamoraba de alguien más. Que para ustedes lo más importante es que el otro esté bien y sea feliz. Hoy pienso que a Alejo le fue difícil dar el paso y enamorarse de la muerte, entregarse al infinito. Esperó con amor a que fuera una decisión de los dos, pues solo así sería posible. Finalmente supo que estaban listos, aunque a veces sientas que tú no, y saltó a la libertad. Creo que lo decidió por una razón, porque de esa forma por fin pasaría a constituirte del todo, que mayor libertad. ¿Sabes quién eres, Caro? Su lugar más hermoso del mundo… eres Cerbaleón y Alejo aterrizó. Ahora cuando te veo y me quedo mirándote tanto a tus ojitos ya no te veo… los veo.

Me has dicho “lo extraño todo”… entonces míralo, puedes verlo, lo sé. Mira tus ojos al espejo, ¿lo ves? Va contigo a cada lugar, incluso a los que visitas en sueños… siempre te tiene y tú lo tienes. Es por eso, Caro caracolita, que ahora entiendo completamente que lo nombres en presente, porque está… es tu eterno presente.

Carolina Serrano Duque pienso que ya lo sabes, pero yo Angélica María Rodríguez Rincón quiero recordarte que mi corazón te acompaña y que estaré ahí cuando me necesites y cuando no. ¡Te quiero tanto! Esto es también para ti Alejo, pues sé cuán feliz te hace y te tranquiliza saber que estamos todos con ella… lo estamos de verdad. Ya que estamos hablando, aprovecho para darte las gracias por amar tanto la inmensidad profunda de la naturaleza y por velar por ella.

El escrito, realizado para ustedes el 11 de julio de 2017 y guardado a las 4:32 a.m. en mi email, no quise leerlo el 28 de julio, tal vez porque hace mucho tiempo que no salía de casa a un encuentro con tantas personas, tú entiendes por qué Caro. Aquí va, finalmente:

Si recordáramos siempre que cada pequeño detalle del universo tiene una gran historia atrás, desde el traje que escogimos para hoy, que en mi caso tiene todo una vida de amistad incondicional hasta un revivir y encuentro con yo mujer más allá de mamá, dejaríamos a un lado el juzgar… el criticar y recordaríamos que todo lo mueve el amor y todos somos uno, como lo tuvimos de claro en nuestro 2001… uno. Hoy sólo les pido que siempre que haya momentos difíciles recuerden su historia, se miren a los ojos y retornen a su amor. Los amamos… León y yo.

Hechicera gracias por encontrarme en la multitud del universo… si ya lo has hecho sé que volverás a lograrlo. Al llegar tu tiempo y te entregues al infinito como yo, dando paso a nuestra transformación, sé que nos reconoceremos al descubrir en el otro el arrebol… al estar frente a frente por la que pensaremos es la primera vez… Por ahora recuerda que soy planta, soy canción, soy piel, soy limón, soy río, soy luna, soy roca, soy frío, soy mar, soy sonrisa, soy nube, soy miel, soy color, soy susurro, soy sombra, soy ave, soy tomate, soy montaña, soy bebé, soy salto, soy símbolo, soy polvo, soy camino, soy guantes, soy burbuja, soy ruedas, soy palabra, soy lluvia, soy galleta, soy pacífico, soy lágrima, soy libro, soy amor, soy árbol… ¡soy tú!

L. Lopez
Foto: L. López.
IMG-20181011-WA0003
Abrazo de manotas, por Ángelus.

Foto Arrebol, por M. Ariza.

2 comentarios en “ARREBOL

  1. Mi Angelús, lloro de amor!!!! GRACIAS al arrebol, al infinito, al universo, al amor, a la naturaleza, Gracias Alejo!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.