Un espíritu en Halloween

Texto por Josefina Perrier, una joven escritora de 10 años quien hace sus primeros pinitos con nosotros, los peces.

Ilustración también por Josefina Perrier.

UN ESPÍRITU EN HALLOWEEN

Ayer, en la noche de Halloween, pasó algo muy extraño. Yo jugaba con mi tablet mientras mi hermanita Lucía me gritaba disfrazada de pony rosa:

–¡Matías, acompáñame a pedir caramelos! ¡Dale! ¡Porfa!

Yo estaba por decirle -o mejor dicho, gritarle- que se callara de una vez y me dejara jugar en paz. Pero en el momento que iba a dejar salir el aire de mis pulmones, se cortó la luz. El aire no salió, por suerte, porque hubiera gritado como un bebé. En medio del apagón, escuché muchos llantos de niños asustados junto a una voz hermosa que cantaba.

Después de eso, volvió la luz y el aire que había guardado lo usé para gritar: “¡Un espíritu!”.

Todo el vecindario me escuchó y yo no dudé en acompañar a Lucía. Salimos de casa y, en frente nuestro, vimos una enorme casa embrujada.

–¡Matías, debe haber mucha gente con caramelos dentro de esa casa!  –me dijo Lucía–. ¡Vamos, por fa!

No quería ir, pero junté valentía. Quería encontrar a ese espíritu. Lucía entró y me cinchó la mano para que entrara también. Al final, fuimos los dos. En la primera sala, había un círculo que decía “Písame”. Lucía, sin pensar un segundo, pisó emocionada el círculo. En ese instante, bajaron arañas y serpientes del techo. Tomé a mi hermana de la mano y la saqué del cuarto gritando, ahora sí, como un bebé.

–¡Matías! ¡Eran de goma! –me gritó Lucía mientras yo me sonrojaba de la vergüenza.

Al darnos vuelta, estábamos rodeados de personas disfrazadas de zombis. Nos dieron tanto miedo que giramos, empezamos a correr y, en un abrir y cerrar de ojos, estábamos en la casa.

Mamá y papá nos invitaron a ver una peli de terror con palomitas de maíz. Pero antes de sentarnos a verla, oí la voz del espíritu en mi cuarto. Fui rápido y me di cuenta que el “espíritu” era el sonido de mi tablet con Spotify. Me quedé callado, sin palabras. Fui a la sala y me senté con mi familia a ver la película.

Bueno, por lo menos me gustó la aventura. ¡Fue divertida (y la peli también, claro)!

7 comentarios en “Un espíritu en Halloween

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s