Bailarina

Marta, la bailarina,

no usa zapatillas de punta

ni tutú celeste

ni redecilla para sostener el pelo en una moña

 

no espera con ilusión diciembre

para presentarse en el teatro

no escucha a Verdi ni a Tchaikovski

 

su sonrisa se la prestó hace años

a la joven dibujada en la valla de la entrada

de ese local calado de moho y de olvido

 

el tiempo puso en su cabeza

numerosos hilos de alambre amarillo

y en su cara un forro grueso y brillante

que se agrieta cada vez que intenta una palabra

 

para  Marta desde hace tiempo

no hay nada más allá

nada adentro

nada atrás

 

solo sabe de esa calle sucia del centro

en la que ninguna puerta es una salida

solo sabe del pecado

y de esa noche

que no es la primera ni la última

sino la misma noche

desde siempre

*Imagen de “La Estrella” de Edgar Degas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s