Un ángel de paz

Señores amigos míos, señores en pobreza absoluta, los señores abuelitos que están en este centro social, tengan en cuenta que yo cuando hable me aplaudan, porque sin miedo en la lengua voy a hablar por la paz y los pobres de Colombia, principalmente por los abuelos y el personal de la calle, etcétera, etcétera, etcétera, decía Don Aníbal en el albergue Adulto Mayor Bosque Popular, a donde llegué por pedido suyo en enero de 2019, para realizar unos videos que capturaran sus intervenciones. 

Aníbal Muñoz Valencia nació el 15 de agosto de 1927 en San Bartolomé, Caldas. Su infancia transcurrió en Medellín, a donde nunca ha regresado a pesar de siempre haber querido. Es hijo de un carnicero y un ama de casa, quienes formaron una familia numerosa a la que Don Aníbal le perdió el rastro, debido a que su espíritu andariego lo llevó a moverse por Colombia. De joven quiso ser cantante, artista de circo y hasta bailarín; recuerda con especial atención cuando le preguntaba a sus padres por qué había gente viviendo en la calle, por qué había pobres sin techo. Años después en Bogotá, cuando las oportunidades de trabajo escaseaban por su edad avanzada, hacía artesanías y las vendía en parques del centro, compartía con habitantes de calle, y le medía el pulso al país con sus versos de crítica política.

Hoy, a sus 92 años, le gusta ser reconocido como el General Sandúa o el Ángel de la Paz, el abuelito que lucha con firmeza y con discursos por la paz y los pobres, una utopía que a lo largo de sus años como habitante de calle le dieron esperanza y una misión de vida. Sus mensajes y su voz se hacían espacio en las diferentes marchas por las calles de Bogotá, las pancartas escritas a mano por él fueron dándole vida a un General y un Ángel, un alter ego que construyó para hablar, con elegancia e insignias, por la paz de Colombia y los derechos de los abuelos a quienes, como él, la soledad los acompaña en las frías noches de la calle.

Zumba que zumba, zumba la pava, zumba que zumba, zumba la pava -canta y baila Don Aníbal-. Ustedes no escucharon el zumbido de la pava, pero sí escucharon mi voz que voy a hablar duro y fuerte por la paz y los pobres de Colombia, principalmente por los abuelos y el personal de la calle, los enfermos, etcétera. ¡Viva la paz! ¡Viva la paz! ¡Viva la paz! ¡Viva la paz! Paz: ¿cuándo vendrás?

Con “EL GENERAL SANDÚA, UN ÁNGEL DE LA PAZ” Gabriel Rojas ganó la Beca para Proyectos Editoriales Independientes, 45 Salón Nacional de Artistas – IDARTES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s