¿Vas a perder tres días de tu vida?

“Vas a perder tres días de tu vida”, le dice su madre, poco antes de que ella parta. “¿Tendrá razón?”, se pregunta ella. “¿Será que mejor no voy y me quedo el fin de semana jugando con los gatos y viendo la serie de Netflix que empecé?”. La intuición, sin embargo, la mueve, la hace ir. Vendrán la lucha con el cuerpo y con la mente, el afloramiento de pensamientos y sentimientos guardados con candado. Y entonces la valoración final: ¿valió la pena? Continúa leyendo ¿Vas a perder tres días de tu vida?