Colombia, Colonbia

Luego de una larga caminata llegas al corazón mismo de una nación. Al corazón sangrante en el que esperas encontrarte con centenares de personas vestidas de luto, manifestando su dolor, gritándolo en voz alta para que lo escuchen en los palacios que rodean la plaza y lo escuche también el resto del mundo. Pero encuentras que el corazón sangrante parece el apacible centro de un pueblo dormido después del mercado del domingo. Por Armin Sattler. Continúa leyendo Colombia, Colonbia